Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
El Coto de Bros
Blog de Caza
02 de Agosto, 2010    General

DESCASTE DE CONEJOS EN TIERRAS CASTELLANO-MANCHEGAS





La necesidad de ajustar la superpoblación de este prolífico mamífero roedor, requiere en la actualidad de medidas preventivas de gestión y aprovechamiento,  sin veda ni tregua,  (en  algunos sitios se permite su caza todo el año),  en evitación  de los considerables destrozos causados en los cultivos, por el dinamismo que profesa  en sus  hábitos alimenticios, de que hacen gala los individuos de sus numerosos colonias.

Con el fin de contribuir con nuestra modesta  aportación a un proceso de descaste y regular a cifras tolerantes su densidad con la oportunidad que nos han concedido de practicar su caza, nos trasladamos un pequeño grupo de cinco  cazadores asturianos hasta pagos toledanos con estas finalidades.

Viaje cómodo y  suficientemente entretenido.  Llegados sin novedad al lugar fijado de nuestra meta,   pronto contactamos  con nuestros postores, de quienes recibimos  de forma muy amable las instrucciones pertinentes. Teniendo en cuenta estas premisas, se organiza la estrategia a seguir para el día siguiente: jornada de caza. Cena agradable, sobremesa distendida y enriquecedora, llena de anécdotas y comentarios sobre la actualidad cinegética, nos llegaba la hora prudente de retirarnos  a descansar, pues las cinco de la mañana era  la hora señalada de levantarse.     

Todo previsto y bien preparado, en píe antes del alba; amanecía con nubes grises en el firmamento; el horizonte  cargado de  negros nubarrones  presagiando tormenta  o aguaceros, suponía el panorama que avistábamos en nuestro tránsito rodado,  por las polvorientas sendas y vaguadas, limítrofes con tierras de secano, regadío  y olivares, excelentemente trabajadas, bien rotuladas y  plantaciones en perfecto orden simétrico. Animados como nunca,   pero dubitativos  por lo que se nos podía venir encima, iniciamos nuestra andanza a expensas de lo que el cielo tuviese a bien enviarnos. Con esta incertidumbre  nos decantamos por probar fortuna, rogando poder establecer un armisticio con la climatología, que nos permitiese batirnos en “buena lid” con las planicies y pequeños desniveles de aquellos terruños que, en caso de lluvias copiosas, se convertirían en auténticos barrizales. Afortunadamente La mañana se abría, la nubosidad parda, poco a poco se evaporaba,   permitiendo a  la bóveda celeste ofrecernos  una de sus mejores versiones. Un azul radiante nos inundaba.  Parece que habíamos sido oídos en nuestras peticiones.

En el transcurso de nuestro acercamiento al área de caza determinada,  una emotiva sensación  nos embargaba  al contemplar la abundante densidad  y variedad de especies de caza   (inusual para la órbita de este cronista), de las denominadas menores.  Orillando  los caminos rurales, también en ambos lados en profundidad,  por donde transitábamos en dirección al cazadero, las perdices nos recibían  con cierto “pavoneo”, sabedoras de que no era su turno; abundancia de “rabonas”, fantástico corredor que, una vez detectada nuestra presencia, asustadas y precavidas,  abandonaban su encame, poniendo tierra por medio con la velocidad que las caracteriza;  conejos  en estado puro silvestre, objeto de nuestros deseos, correteaban entre las “jarillas”, rumbo a su madrigueras,   recelosos del  el ronco ruido que producían los motores de nuestros vehículos. En fin, ante este panorama de  buenos augurios,  nos permitíamos albergar esperanzas y renovar constantemente nuestras ilusiones de tener un buen día de caza.

Escopetas al hombro, cananas repletas;  formada la mano de cinco, más el guarda acompañante,  avanzábamos  entre los riscos matosos, con la fiel compañía e inestimable ayuda de tres perros  (Pointer, Braco y Jagdterrier) “lugareños” muy avezados y con formación en esta modalidad de caza. Pronto sonaron los primeros disparos  que, en un periodo de cuatro horas aproximadamente,  bajo el sol plomizo,  con  intervalos para calmar nuestra sed,  con alguna que otra dificultad, dado lo tupido y enraizado de  la  zarza crecida  a nuestros pies,  nos hizo lograr, de forma satisfactoria,  una buena percha, aunque no la esperada. Este animal raramente sale al claro, busca  su defensa en la complicidad de la espesura del monte y su constante zigzagueo, que le hace imprevisible  en su trayectoria, cuestión esta que, en lo que a mí representa, poco menesteroso ern estas eventualidades, me  hace errar más de lo debido. El fuerte calor reinante, en  su máximo apogeo, (37º en plena campiña)  intimidaba apretando,  debilitaba las fuerzas de nuestros perros y las propias.¡; en evitación de males,  hora de retirada,   buscando el abrigo de una buena y deseada sombra  y la reposición de fuerzas a través de la degustación de  unas sabrosas viandas, agua fresca y  buen vino, muy  propio de la comunidad manchega.

Es la hora posterior al  descaste, quedando cerrado nuestro ciclo de actuación y permanencia, con una interesante conversación, muy ilustrativa  del joven, pero experto gestor del acotado, quien nos hizo un repaso somero e integral del actual ordenamiento cinegético que se sigue como seña de identidad de una  inteligente y eficaz explotación (sin presiones conservacionistas ni otras “monsergas”) de estos recursos naturales,  de forma compatible con el medio ambiente. Una racional y sostenida caza, de primerísima magnitud social y económica que permite al sector rural  e industrial comarcal beneficiarse del dinamismo que genera en sus feudos esta actividad.

Es el momento de la despedida, no sin antes de las gracias y agradecer el trato recibido y las muchas atenciones que nos han prestado. Quedamos emplazados, si ello es posible, para otra oportunidad. Desde siempre se ha dicho que,  la caza ejercida de forma cívica, responsable, sin egoísmos,  es un elemento de cohesión social, que permite ahondar en la amistad y en las relaciones humanas. A quien se lo escuché decir, creo que tenia razón.  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

    

 

 

 

 

 

Palabras claves , , ,
publicado por eduardobros a las 18:11 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>,
<li>· Lista</li>
SOBRE MÍ
FOTO

Eduardo Bros Martínez



» Ver perfil

CALENDARIO
Ver mes anterior Mayo 2017 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031
BUSCADOR
Blog   Web
TÓPICOS
» General (356)
NUBE DE TAGS  [?]
SECCIONES
» Inicio
ENLACES
MÁS LEÍDOS
» 50 AÑOS DE HOMOLOGACION DE TROFEOS DE CAZA MAYOR EN ESPAÑA. (Formulas oficiales y metodologías de valoración)
» RECECHANDO VENADOS "ESCAPONES" EN PEÑA MAURIN-GRADO (ASTURIAS). ME QUEDE SIN OPCION.
» EXCELENTE TEMPORADA DE JABALIES EN EL COTO SOCIAL DE GRADO. (ASTURIAS)
» EL JABALI EN ASTURIAS ES EL PROBLEMA Y LA SOLUCION
» GALERIA DE IMAGENES
» JAVIER ORNIA: PASION POR LA CAZA
» CUADRILLA JABALINERA DE TOLINAS (GRADO-ASTURIAS)
» LOS CAZADORES ASTURIANOS EN CLARA DISCRIMINACIÓN
» Monteros de la Peña de Caza Tolinas, de Grado
» SOBRE EL NIVEL POBLACIONAL DEL CORZO EN ESPAÑA
SE COMENTA...
» LA CAZA DE JABALIES SIN CUPO EN ASTURIAS-
1 Comentario: J.A SOL IGLESIAS
» ODIO VISCERAL HACIA LOS CAZADORES
2 Comentarios: Juan Ángel, tit
» MENTIRAS CONTRA LOS CAZADORES EN TORNO AL LOBO
1 Comentario: anonadado
» ÉRAMOS POCOS Y AHORA ESTO..CAZA Y SENDERISMO
1 Comentario: leer mas
» PERDICES Y PRODUCTOS QUÍMICOS VERTIDOS EN SEMBRADOS
2 Comentarios: renovacion aire, camara frigorifica
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad