Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
El Coto de Bros
Blog de Caza
22 de Noviembre, 2013    General

EL UROGALLO CANTABRICO SE EXTINGUE. ESTADO DE EMERGENCIA


Desde la peculiaridad  que representa la atalaya reivindicativa de este blog, del que me he dado en servir, considero conveniente referirme de nuevo, según mi estimación particular, compuesta de matices con rigor reflexivo (es mi deseo), sobre el ocaso definitivo que se avecina para una especie de singular belleza, porte y distinguido linaje, por la que siento una especial devoción, cuando me refiero al urogallo cantábrico.

Se ha ido muy lejos en el abandono de su defensa, circunstancia que le  ha supuesto la pérdida de varias generaciones. Las líneas rojas de la indiferencia, seguido con  el desdén hacia este magnífico icono de la fauna silvestre asturiana, con el que tanto nos identificamos una parte importante de nativos y residentes en esta tierra y de otras latitudes, se cruzaron haciendo que sonaran todas  las alarmas; hecho sintomático, preludio de un manifiesto,  advertencia definitiva de peligro a punto de extinción.

En términos absolutos se le configura categóricamente como el hermano pobre del Oso Pardo Cantábrico y Lobo, ambos elementos, muy mediáticos, en los que se centran muchos intereses conformados en  plataforma de destino de sustanciosas ayudas económicas dirigidas al mercado exclusivo de las subvenciones, en base a su recuperación. En esta corriente receptora de generosas dádivas  no ha corrido el urogallo igual suerte. Ha sido el gran olvidado con tajante diferencia. El vértigo que produce el imparable declive en que se encuentra inmerso en perdida de ejemplares se incrementa a medida que disminuye su población. Una certidumbre que certifica el fracaso de las instituciones públicas y del ecologismo, en otro tiempo ausentes en la confección de programas de trabajo tendentes a la conservación y rehabilitación de esta ave, olvidada su estirpe y denigrada su condición de especie protegida desde 1979.

Las dificultades para que regrese a su casa de origen (punto natural de partida y posterior reencuentro)  para quedarse y pueda tener tasas de crecimiento que admitan proporcionalidad en la demografía productiva que se requiere, desde mi modesta opinión, son múltiples y condicionantes.

Levantar proyectos artificiales con intenciones de perpetuarse como soporte solido en torno a la viabilidad del sostenimiento y fomento del urogallo en la cornisa cantábrica, vertiente asturiana, resulta de una enorme complejidad, máxime, si no han sido tenidos en cuenta factores de equilibrio fundamentales.

Me refiero al exiguo acierto obtenido en los trabajos llevados a cabo (intención, buena en sus fines), que no ha permitido afinar  la tecla exacta que evitase la adversidad que ha supuesto la pérdida de un significativo, por importante, de un número de polluelos de urogallo, nacidos en el centro de cría en cautividad del equipamiento de fauna salvaje que el Principado tiene en el concejo asturiano de Sobrescobio, como parte activa de un programa destinado a la conservación de esta endémica sub-especie (urogallo común), inquilino venido a menos en grado de habitabilidad, de nuestros montes de

A estos efectos, hubiese sido  del todo necesario,  la elaboración de estudios preliminares óptimos, solventes en su definición, indicadores fehacientes del estado actual  del hábitat en el cual se desenvuelve  esta   gallinácea, como medida transitoria que evite futuras e inadecuadas actuaciones referidas a restituir  por la mano del hombre en estos espacios naturales,  de un determinado número de adultos, caso de llegar a darse esta circunstancia, nacidos y criados  en  cautiverio,  que pudieran verse envueltos en un clima sórdido en territorios de novedosa y sorprendente hostilidad, peligrosos para su integridad, debido a su impericia en la adaptación a un  medio ambiental  que le resulte  desconocido.

Así las cosas, cabe preguntarse sobre la idoneidad de un posible estado de degenerativo de estas zonas de acogida y mejor estancia la conveniencia de  ser reparadas, limpiarlas de plantas invasoras y otras impurezas,  si así fuese,  como también la regulación de una alta densidad de fauna silvestre depredadora  y, en momentos puntuales, en  la sobre-dimensión alcanzada  por aquella otra denominada cinegética, competidora en productos de nutrición, como elementos nocivos  que producen en conjunción efectos devastadores en las nidificaciónes y por consiguiente en la reproducción productiva que se requiere e incidencia perjudicial en el normal desarrollo de los ciclos vitales y  biológicos de nuestro urogallo.

Cuando el urogallo apuntaba maneras, denunciando con dramática insistencia, el testimonio realista caracterizado de situación límite, que podría afectar a su total desaparición pidiendo ayuda para su supervivencia, nadie consideraba la posibilidad de que la calamitosa situación que estaba padeciendo a ojos vista, fácilmente  interpretada, dado el carácter rutinario que le identifica, cuestión que se presta y facilita  la labor de su rastreo (la falta de excrementos en las zonas de asentamiento tradicionales, lo denota), pudiera ser atajada y revertida hacia parámetros de mantenimiento, control y fomento, que impidiesen su degradante decadencia. Nada se hizo por aquel entonces y, de aquellos polvos, estos lodos.

¿Era necesario por pertinente intentar el proyecto de cría en cautividad? Seguramente sí. Había que  probarlo y todavía no es tiempo para claudicar, aunque no quede tanto tiempo para seguir cometiendo errores. Suponía para la administración, todo un riesgo a que enfrentarse; una  posibilidad que se abría para  atacar una emergencia, encaminada a reconducir y facilitarle vuelta a la naturaleza. Pero todo ello, condición indispensable, unido a los cánones  que marcan  la prevención efectiva, paso previo en el acondicionamiento del hábitat del que es oriundo y dejado profundas raíces de querencia.

Al respecto del cuestionado equipamiento, desde su anuncio y puesta en marcha, ha sido objeto de diversos debates. Los antecedentes de igual signo que figuraban en las estadísticas no auguraban nada bueno, aunque no siempre, pues ejemplos hay que se contradicen. Se habían suscitado muchas dudas sobre su viabilidad y rentabilidad y, no por profanos precisamente. Parece que arrecian las incertidumbres sobre la continuidad del proyecto en momentos delicados como  los actuales.

Criar Urogallos en cautividad desde la práctica que otorga una primera vez, a pesar del supuesto apoyo logístico recibido a referencias del conocimiento ilustrado traído desde otros ámbitos con cultura y uso en esta experiencia, no es una cuestión para hacer de ella  “santo y seña” de un despropósito, si se desprende que el éxito se ha hecho y se hace  de rogar. El análisis de las razones, no deberían ser  sinónimo de  una  catástrofe mayestática. La decepción no es definitiva: aún hay espacio para seguir avanzando en la investigación que nos permita hallar respuestas positivas

La tendencia demográfica del urogallo en plena naturaleza es netamente negativa, pues la mortalidad supera a la natalidad. El índice de supervivencia de los polluelos en su medio natural originario, según datos suministrados en diversas publicaciones de las que me sirvo, por fiables,  en una población sana, cada hembra saca adelante una media de dos crías (de una puesta de ocho o diez huevos); aquí en la cordillera se sitúa por debajo del 0,4.  

En síntesis, la creencia es que,  el Jabalí y el zorro, en pleno auge de su densidad, sin ser los únicos enemigos del urogallo, pero quizás los más destacados por su condición de omnívoros  deberían ser quienes más absorban la atención de la culpa  por la presión continuada que ejercen en huevos y pollos, cuando de  alimentarse tratan. Se abren otras creencias con visos de fiabilidad expuestas al aire de la información, referente a la meteorología, (lluvias intensas y nevadas tardías, consecuencia, tal vez, del cambio climático), el hostigamiento de carnívoros; a la densidad de herbívoros, si es elevada, compartiendo alimento, en concreto por el arándano, nutriente, entre otros, de una gran importancia en la dieta frugal del urogallo. Pero, sobre esto último, hay opiniones encontradas, lo cual quiere decir que existen discrepancias provenientes de una incorrecta apreciación de los especialistas.

Otras derivaciones, efectuadas por destacados investigadores de la vida silvestre, mencionan aspectos cualitativos  empleados en la gestión del terreno en las zonas de colonización del urogallo en la vertiente leonesa, Reserva Regional de Caza de  Los Ancares (León y Lugo) que dicen de su uso y  composición,  posibilitan una población de urogallos más estable y resistente que la asturiana.

Tampoco la caza queda fuera del ámbito de estas afirmaciones. Es una equivocación, tal vez efectuada por ignorancia de quien o quienes las hacen. La caza es un ejercicio deportivo, a la que se le suman con pertinaz dedicación acusaciones adornadas de  adjetivos calificativos disonantes. No ha tenido la caza, la bondad de su práctica, la responsabilidad que se le añade  en esta amenaza de extinción del urogallo, conviene decirlo. El cazador  honorable, la inmensa mayoría, es sinónimo de respeto a las reglas de juego establecidas. Conviene sin embargo hablar del furtivísmo,  práctica nociva,  compañero de viaje en las referencias causantes, nada que ver con la caza y el cazador, pero que ha actuado antaño con una metodología delictiva trascendente.

¿Cuál es el futuro para la tan citada especie? Sombrío panorama el suyo. Me llama la atención la falta de investigación con anterioridad, motivo de numerosas razones, elemento clave del despropósito denunciado   como mecanismo destructor fehaciente  que debiera de haber aportado el conocimiento real de las causas originarias de su involución y posterior solución,  lo cual  permite pensar que,  en este asunto, por acción u omisión hubo una total  negligencia, 

Desde diversos colectivos ecologistas, muy concienciados en el tiempo actual con este tema (no se había dejado oír su voz), se registran otras expectativas al replantearse nuevas estrategias de acción, ante lo desfavorable de la situación y sus consecuencias. Se pide el abandono del precitado proyecto (aún reconociendo la validez legítima y la aceptación consensuada de su puesta en marcha), como vía alternativa hacia un nuevo protocolo de actuación, centrando esfuerzos fundamentalmente en trabajos de campo, tendentes a la mejora de los espacios del habitat exclusivo en que se desenvuelve (es lo que se tenía que haber hecho y no empezar  a construir la casa por el tejado), cuestión en la que coincido, no tanto en la recuperación de arandaneras como se argumenta, pues no me parece este el motivo clave que obliga, y, sí, la regulación (se hace muy necesaria) a parámetros sostenibles, de los depredadores que conviven en el entorno de sus distritos.

Por todo ello y seguramente más, cabe decir que se ha llegado muy a destiempo y ello es sinónimo de gravísimas consecuencias. 

 

 

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

.

 

 

 

 

 

 

 

Palabras claves , , , ,
publicado por eduardobros a las 02:47 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>,
<li>· Lista</li>
SOBRE MÍ
FOTO

Eduardo Bros Martínez



» Ver perfil

CALENDARIO
Ver mes anterior Octubre 2017 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031
BUSCADOR
Blog   Web
TÓPICOS
» General (372)
NUBE DE TAGS  [?]
SECCIONES
» Inicio
ENLACES
MÁS LEÍDOS
» 50 AÑOS DE HOMOLOGACION DE TROFEOS DE CAZA MAYOR EN ESPAÑA. (Formulas oficiales y metodologías de valoración)
» RECECHANDO VENADOS "ESCAPONES" EN PEÑA MAURIN-GRADO (ASTURIAS). ME QUEDE SIN OPCION.
» EXCELENTE TEMPORADA DE JABALIES EN EL COTO SOCIAL DE GRADO. (ASTURIAS)
» EL JABALI EN ASTURIAS ES EL PROBLEMA Y LA SOLUCION
» GALERIA DE IMAGENES
» JAVIER ORNIA: PASION POR LA CAZA
» CUADRILLA JABALINERA DE TOLINAS (GRADO-ASTURIAS)
» LOS CAZADORES ASTURIANOS EN CLARA DISCRIMINACIÓN
» Monteros de la Peña de Caza Tolinas, de Grado
» SOBRE EL NIVEL POBLACIONAL DEL CORZO EN ESPAÑA
SE COMENTA...
» GARANTIAS LEGALES SUFICIENTES A LOS CAZADORES PARA REGULAR AL LOBO
1 Comentario: martine
» RECECHANDO EN EL SUEVE GAMO MACHO TROFEO
1 Comentario: http://www.wp.de
» CAZA SIN MUERTE. LO ABSURDO DE UNA PROPUESTA
1 Comentario: ruben
» LA CAZA DE JABALIES SIN CUPO EN ASTURIAS-
1 Comentario: J.A SOL IGLESIAS
» ODIO VISCERAL HACIA LOS CAZADORES
2 Comentarios: Juan Ángel, tit
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad