Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
El Coto de Bros
Blog de Caza
20 de Mayo, 2012    General

SAFARIS DE CAZA EN AFRICA ¿COMO ANDAN DE "GUITA"?. LA ZORRA Y LAS UVAS

Con frecuencia, posiblemente más de la necesaria, las personas despreciamos aquello que en nuestro fuero interno deseamos. En lo que a mí respeta, estoy seguro, eso creo yo,  no trato de fingir  lo que anhelo y que  es algo así como inalcanzable. No diré, por si acaso,  que las uvas estaban verdes.

Es cierto que se me hace imposible cazar en África, aunque ni lo intento, en el supuesto de que quisiera, no puedo. Razones obvias, objetivas, como es la falta de “parné”, y otras, de las que haré alusión,  en principio, salvo circunstancia favorable eventual que me lo permitiese, lo impiden. Carezco de patrocinadores que me faciliten la labor, suerte para algunos y no señalo a nadie ¿envidia sana?,    vaya Ud. a saber.   Al fin y al cabo, soy persona de economía modesta que practica satisfecho la caza social que existe en su tierra, de la que complacido me quedo (el que no se conforma es porque no quiere) y que defiendo su modelo  hasta la extenuación por su altísimo grado participativo. Seguramente hará falta disponer de muchos “caudales” para poder formar parte de estos “garbeos” cinegéticos de alto standing y más concretamente para cazar  un tipo de especies muy significativas que solamente abatir una de ellas requiere de un fuertísimo desembolso económico. Pudiera ser que el esnobismo suntuoso  esté presente en muchas de estas frivolidades (no me creo sean todos cazadores y entiendan la caza como tal),  sea un asiduo acompañante como seña de identidad de unos individuos que han sentido de forma urgente e  imperiosa  la llamada de la amante  sabana  africana  ¡que cosas suceden…!.  Cazar a la altura de estos niveles, aquellos que puedan permitírselo y quieran, me  parece bien lo hagan, están en su perfecto derecho de hacerlo, si esa es su voluntad.

En lo que a mí respecta pueden seguir su ritmo vital sin alteraciones numéricas en sus colonias la gran densidad y variedad de especies  salvajes objeto de caza, no diré que todas tengan esta clasificación (muchas de ellas no me lo parecen),  que pueblan los numerosos Parques Nacionales y Reservas de Caza  del extraordinario continente africano. Puede seguir emitiendo el rugido intimidador el  fiero león que parece una “marabunta” en sus territorios de caza de las inacabables llanuras; que campé con su agraciada figura llena de plasticidad en sus movimientos la  elegante gacela haciendo exhibición  de sus saltos, la aristócrata jirafa y su  inusual “altura de miras” luciendo  palmito en sus movimientos armoniosos; el indómito búfalo de mirada desafiante, resoplando por sus fosas nasales y su atribulada cornamenta; el “aguado” (siempre a remojo) hipopótamo y sus desvergonzadas defecaciones;  el poderoso rinoceronte, luciendo palmito morfológico, pletórico de poder y fuerza, enarbolando como bandera de su orgullo el estilete craneal defensivo de su testa;   las  temibles y  terribles  fauces del voraz  cocodrilo y sus dentelladas  a todo  aquel viviente que ose incurrir en sus dominios de las laderas de los ríos donde tiene su habita;  la desdicha del pobre ñuk,  obligado  como está a jugarse  la vida, vadeando cauces, en donde le acechan avidos depredadores  golosos de consumir sus carnes,  después de un largo y penoso éxodo,  en busca de pastos frescos y abundantes para su propia supervivencia; que sigan los elefantes su andar cansino y las placidas  vivencias en  sus  colonias, solo alterada por la presencia de uno o varios individuos portadores de armas de calibres imposibles de aguantar su poderosísima deflagración,   etc. etc.,  que yo, como si nada. Y, qué decir del facochero, verrugoso y no tanto de esbelta figura  (un sucedáneo de nuestro jabalí), pieza apetecida por cazadores llegados desde España,  que una vez detectado peligro, corre que se las “pela” el jodido… con el rabo tieso, lo más parecido a un periscopio. Son las cosas  que nos permiten ver los medios audiovisuales, cómodamente sentados en el butacón de nuestro hogar.

Cuando digo que el “gabis” no es el único culpable de esta obligada renuncia, es verdad. A parte  de escasez de medios monetarios, que me dificultan en su totalidad acceder a estos eventos con participantes de lujo,  existen otros factores, también determinantes,  cual es la consideración especial  que me ofrecen algunos de los animales mencionados. Sinceramente les digo que  no me motiva ni un ápice, abatir Elefantes, Jirafas, Rinocerontes, Hipopótamos, Cocodrilos, Leones, Leopardos, Cebras  no es de mi interés practicar esta modalidad de caza, si es que se le puede otorgar esta denominación; sentiría  respeto por el animal, dada su  singularidad,  y temor a ponerme a escasos metros de un enorme paquidermo u otro de parecidas características,  de varias toneladas de peso. Echarlo a tierra,  abatirlo, es cuestión de querer y poder, porque lo de saber ya se encargara otros de aleccionar y resolver. Es necesario poseer una especial sensibilidad, de la que carezco,  que no intimide y pueda hacer florecer un sentimiento de culpabilidad que embargue al autor del lance,  aparte de cierta inconsciencia por la situación de riesgo que se crea,  el peligro que supone, aunque se esté armado y protegido por auténticos profesionales, dado el acercamiento que se necesita estar, muy próximos a este tipo de fauna que faculte hacer un disparo certero con destino al punto exacto.

Además de todos estos inconvenientes, en el hipotético caso de poder   abatir alguno de los animales citados, ya me dirán donde los meto debidamente naturalizados; en mi domicilio no cabe esa posibilidad; me las vería tiesas para introducirlos, tendría que restar espacio vital, reducirlo a la mínima expresión  para buscarles acomodo, y, así y todo, ni con esas,  no puede ser, no hay sitio. Son las cosas que pasan, entre otras, por no disponer de pabellón de caza donde  poder exhibir estas conquistas. ¡Qué le vamos hacer!  A resignarse, que remedio.

Bueno,  disculpen que me haya extendido tanto en consideraciones. Trato de que el  lector que  ha tenido a bien pararse en la lectura de este comentario pueda pasar un rato agradable y le sirva para desconectar. Si lo he conseguido, me doy por satisfecho, no he tenido otra pretensión. Muchas Gracias.

Palabras claves , , , , , , , , , ,
publicado por eduardobros a las 10:16 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>,
<li>· Lista</li>
SOBRE MÍ
FOTO

Eduardo Bros Martínez



» Ver perfil

CALENDARIO
Ver mes anterior Agosto 2017 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031
BUSCADOR
Blog   Web
TÓPICOS
» General (365)
NUBE DE TAGS  [?]
SECCIONES
» Inicio
ENLACES
MÁS LEÍDOS
» 50 AÑOS DE HOMOLOGACION DE TROFEOS DE CAZA MAYOR EN ESPAÑA. (Formulas oficiales y metodologías de valoración)
» RECECHANDO VENADOS "ESCAPONES" EN PEÑA MAURIN-GRADO (ASTURIAS). ME QUEDE SIN OPCION.
» EXCELENTE TEMPORADA DE JABALIES EN EL COTO SOCIAL DE GRADO. (ASTURIAS)
» EL JABALI EN ASTURIAS ES EL PROBLEMA Y LA SOLUCION
» GALERIA DE IMAGENES
» JAVIER ORNIA: PASION POR LA CAZA
» CUADRILLA JABALINERA DE TOLINAS (GRADO-ASTURIAS)
» LOS CAZADORES ASTURIANOS EN CLARA DISCRIMINACIÓN
» Monteros de la Peña de Caza Tolinas, de Grado
» SOBRE EL NIVEL POBLACIONAL DEL CORZO EN ESPAÑA
SE COMENTA...
» CAZA SIN MUERTE. LO ABSURDO DE UNA PROPUESTA
1 Comentario: ruben
» LA CAZA DE JABALIES SIN CUPO EN ASTURIAS-
1 Comentario: J.A SOL IGLESIAS
» ODIO VISCERAL HACIA LOS CAZADORES
2 Comentarios: Juan Ángel, tit
» MENTIRAS CONTRA LOS CAZADORES EN TORNO AL LOBO
1 Comentario: anonadado
» ÉRAMOS POCOS Y AHORA ESTO..CAZA Y SENDERISMO
1 Comentario: leer mas
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad