Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
El Coto de Bros
Blog de Caza
« Blog
 
24 de Noviembre, 2021    General

LA CAZA DE JABALÍËS EN LA RESERVA DE SAJA (CANTABRIA) SE NOS HIZO IMPOSIBLE




Hubo un tiempo, hace bastantes años, que daba mis primeros pasos a todos los efectos en esto del arte de cazar en la modalidad de la Mayor, cuando la cuadrilla de la cual formaba parte, recién incorporado a ella, había decidido probar suerte en la Reserva Nacional de Saja, ubicada en territorio de lo que por aquel entonces se denominaba provincia de Santander, hoy Cantabria, animados por las noticias que nos llegaban con respecto a la densidad de jabalíes, al parecer muy superior a la de nuestro Principado, lo cual nos hacía creer en la posibilidad de ver aumentado el número de capturas de este cerdo salvaje, o cuando menos, tener más opciones a realizar lances a tan singular y atractiva especie cinegética.

Con esa decidida vocación, presentábamos nuestra candidatura en el proceso de adjudicación de permisos, mediante sorteo público celebrado en la Delegación en Santander de la 8º Región de Caza y Pesca Continental, dependiente del Servicio Nacional de Caza y Pesca, más tarde I.C.O.N.A, Con estas perspectivas, una vez agraciados, en nuestro poder los permisos correspondientes, nos adentrábamos cada quince días en aquel territorio, con la mirada puesta en hallar mas posibilidades de celebrar lances a este suido. Ello nos suponía madrugones y desplazamientos por carreteras que no eran precisamente las autopistas de hoy, que facilitan en ese sentido las cosas. Aún de noche, sin asomar el alba invernal, café y corbatas en Unquera. Clareando tímidamente el alba a la salida de nuestro refrigerio, de nuevo a los coches para transitar con mucha precaución por la sinuosa calzada del desfiladero de la Hermida rumbo al cazadero, casi siempre más allá de la interesante y monumental villa turística de Potes.

La verdad es que el grupo que formábamos se encontraba ilusionado con esta nueva andadura cinegética, lejos de donde solíamos cazar, pero con la esperanza e ilusión puesta en hacer algo positivo. Ni tan siquiera intuíamos lo que nos esperaba. Pronto comprendimos que en aquel territorio parte de su gente nos era hostil, motivado por nuestra condición de cazadores foráneos; renegaban de la comparecencia de otros cazadores venidos de fuera. Nos faltó previsión informativa veraz (si alguien la tuvo en el grupo, no fuimos informados) Desconocíamos muchas cosas y otras no las tuvimos en cuenta. Las consecuencia desagradables para nosotros por ese motivo no se hicieron esperar. Alguno de nuestros coches sufría desperfectos relacionados con la ruptura de limpiaparabrisas y ruedas rajadas. Durante el transcurso de las cacerías, se hacia normal ver perros sin collar identificativo correteando por el medio de las batidas, retrancas ocultas, cuadrillas cazando en nuestro área etc. Incluso se nos culpó de la muerte de unas cabras domesticas, con el argumento de que habían sido nuestros perros los autores de tal matanza, cosa que no pudieron demostrar. Personalmente al bajar del monte, una vez finalizada la cacería, me encontré con la desagradable circunstancia de tener las cuatro ruedas pinchadas de mi Seat, 850. Todo un “detalle”.

Con estas actuaciones no terminaban nuestras desdichas cazando. El caso es que, en las dos temporadas que teníamos comprometidas y firmadas, solamente habíamos cobrado un solitario jabalí. En 24 cacerías, no había visto, ni tan siquiera correr alguno. Las capturas de este animal, estaban reservadas para otros: cazadores residentes en la zona y regionales, donde no faltaban influyentes jerarcas del Régimen político de aquel tiempo y alguna que otra autoridad civil, como pudimos comprobar.

No obstante, si que he tenido momentos de distinta índole que, por su significado guardo en mi memoria (no todo fueron insatisfacciones); recuerdos imperecederos de experiencias vividas cazando. Como sino poder olvidar aquella vez en que pude rescatar una cría de corzo de un lazo que la oprimía por la mitad de su cuerpo. Aquel día, entraba a la cacería con un perro a la cadena. Me tocaba ir de batidor, aunque permitían llevar el arma, en este caso escopeta calibre 20, que aún poseo y guardo con sumo cuidado, bien atendida y en perfecto estado de revista que permite su uso perfecto (no podría hacerlo de otra forma. Alguna perdiz, liebre y codorniz he cobrado en abierto con ella en Castilla y Arceas, pocas, en Asturias), pues no en balde me la había regalado mi querido padre a la temprana edad de dieciocho años. En esas estaba, cuando de pronto me había llegado un ruido débil en forma que me parecía de un quejido producto de un fuerte dolor; me fui acercando como pude hacia él, sorteando la espesa vegetación de aquel enmarañado bosque.

La queja se hacía mas patente. Pronto tuve la sensación de que algo se movía entre unas ramas; bien orientado por lo que percibía, hacia allí dirigí mi mirada, pronto pude ver una escena que nunca antes  tuve la oportunidad de contemplar: una cría de corzo se batía tratando de zafarse de un lazo que supuse fuera de acero.

Ello hacía que aquel artefacto que tanto la oprimía le produjese una profunda herida que traspasaba la piel quedando la carne viva en toda una franja alrededor de su cuerpo. Pude librarlo de aquel enredo, no sin dificultad y, escopeta en bandolera, la cadena que sujetaba al perro enganchada en mi cinturón, puede con gran cuidado acoger en mis brazos al corcino y caminar no sin grandes esfuerzos, para acercarme hasta el guarda acompañante y hacerle entrega del animal herido Lo llevaría, según me dijo, a un centro de rehabilitación de animales del que disponía el Gobierno de aquella Comunidad. No tuve más noticias. Supongo que el mal estado del animal haya sido la causa de no haber podido superar el problema que padecía.

En la misma Reserva, batiendo el jabalí, me sucedió lo inesperado. Ver venados en la zona era algo muy normal. En el transcurso de la batida, era bastante fácil que, con el alboroto, se moviera algún ejemplar de esta especie dando lugar a que su imponente figuran nos deleitase la vista. Alguno de estos animales se quedó retrasado haciendo caso omiso de las voces de los monteros, entre los que me encontraba. Caminaba en este sentido por entre una arboleda, cuando de repente siento un estallido en el ramaje por encima de mí, a escasos metros de donde me hallaba. Dirigí rápido la vista hacia aquel punto en concreto, justo a tiempo de poder evitar una embestida de dos ejemplares que se abalanzaban contra aquel intruso que les estaba importunado su paz y descanso. En aquel instante bien de reflejos físicos y mentales, con rapidez de movimientos, logré echarme a un lado de un ágil y largo salto, evitando que alguna de aquellas astas de fornida, amplia y afilada cornamenta que en desesperada loca carrera monte abajo, emprendían sus propietarios, impactaran contra mi cuerpo.

Evidentemente, lo de cazar en aquella Reserva, nos resultó un fiasco. Hoy es todo muy distinto, la cifra de jabalíes capturados en Cantabria es sensiblemente muy inferior a la de  Asturias.


Palabras claves , , , , , , , , , ,
publicado por eduardobros a las 06:13 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>,
<li>· Lista</li>
SOBRE MÍ
FOTO

Eduardo Bros Martínez



» Ver perfil

CALENDARIO
Ver mes anterior Noviembre 2021 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930
BUSCADOR
Blog   Web
TÓPICOS
» General (462)
NUBE DE TAGS  [?]
SECCIONES
» Inicio
ENLACES
MÁS LEÍDOS
» 50 AÑOS DE HOMOLOGACION DE TROFEOS DE CAZA MAYOR EN ESPAÑA. (Formulas oficiales y metodologías de valoración)
» RECECHANDO VENADOS "ESCAPONES" EN PEÑA MAURIN-GRADO (ASTURIAS). ME QUEDE SIN OPCION.
» EL JABALI EN ASTURIAS ES EL PROBLEMA Y LA SOLUCION
» EL RETO ANTE SÍ DE LA CAZA SOCIAL ASTURIANA
» GALERIA DE IMAGENES
» LA CAZA, ES ACTUALIDAD.
» CUADRILLA JABALINERA DE TOLINAS (GRADO-ASTURIAS)
» LA VENTA DE CARNE DE CAZA
» LOS CAZADORES ASTURIANOS EN CLARA DISCRIMINACIÓN
» SOBRE EL NIVEL POBLACIONAL DEL CORZO EN ESPAÑA
SE COMENTA...
» SOBRE LAS FUNCIONES ECONÓMICAS Y SOCIALES QUE CUMPLE LA CAzA SOCIAL EN ASTURIAS
1 Comentario: LUIS
» AVISO ALARMANTE A LA CAZA. MINISTROS (AS) QUIEREN PROHIBIRLA
2 Comentarios: cerrajero badajoz, cerrajero badajoz
» ATRIBULADOS MURMURADORES DOTADOS PARA EL REBUZNO
1 Comentario: Ben
» CAZA SIN MUERTE. LO ABSURDO DE UNA PROPUESTA
2 Comentarios: Francisco, ruben
» EL FAPAS Y LOS CAZADORES
2 Comentarios: Enya, Enya
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad