Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
El Coto de Bros
Blog de Caza
« Blog
 
02 de Agosto, 2018    General

LA CAZA SELECTIVA COMO MECANISMO DE CONTROL DE ESPECIES CINEGETICAS




Esta modalidad de caza es aquella que se ha establecido en virtud de la necesaria salubridad y de espacio de la que debe disponer el grueso de las especies cinegéticas por el procedimiento regulador de adecuar su densidad al medio, mediante extracciones controladas consecuentes. Dentro de la capacidad de este sistema estabilizador, caben otras opciones que no son debidas únicamente al alto nivel poblacional que puedan mostrar en momentos un  tipo de fauna, sino que también, en cuanto a síntomas que presenten, referidos a la calidad individual, su edad, enfermedad contagiosa, falta de movilidad, defectos genéticos visibles, o cualquiera de otras peculiaridades, que no aconsejan, ni es conveniente que permanezcan en el hábitat natural en que se desenvuelven. En el capítulo de caza extractora selectiva se deben reconocer otras maneras de profundizar en la resolución de estas problemáticas cuando se presentan. A diferencia  de capturas oportunas, en las que importa el número de ejemplares abatidos  sin tener en cuenta sexo y condición, me refiero en concreto al fenómeno actual del jabalí y sus cuantiosas piaras, en su día el venado y  gamo en el Sueve, consecuencia directa de limitar su demografía en áreas de máximo apremio debido a la sobredimensión alcanzada por el “cerdo salvaje “y los problemas de todo tipo que ello ha supuesto.  

Por el sistema de selección que no es necesariamente cuantitativo, es obligatorio valorar aspectos que se encuentran sujetos a consideración previa al lance y que forzosamente tienen que cumplirse en orden a lo dispuesto. En algunos casos, me refiero al rebeco y venado, especies que he recechado en las condiciones que señalan esta modalidad en la vertiente leonesa de la Cordillera Cantábrica y que era obligado verificar tuviesen una puntuación determinada, incluso defectos, muy por debajo de las que se acercan a las medallas, antes de proceder a efectuar el lance. Ello entraña dificultad. Encontrar la pieza adecuada que reúna las condiciones  “leoninas” a que autoriza el permiso requiere de paciencia y de mucha observación; equivocarse en la apreciación, sucede que el decomiso del animal abatido es un hecho que puede suceder y consecuentemente traer posibles complicaciones a su autor/a, incluso para el celador.  No es la primera vez.

 Precisar desde la distancia, las características anómalas que adornan a este tipo de ejemplares herbívoros sin temor a errar, presenta serias dificultades en la mayoría de las veces máxime cuando entran las dudas si la visibilidad no es la adecuada, que es lo que mayoritariamente suele suceder en los montes que jalonan la Cordillera Cantábrica.  Sucedió que desarrollando un permiso de caza selectiva, que por sorteo me había tocado, tras dos días de intensa búsqueda sin encontrar nada que fuese lo ajustado, después de recorrer, prismáticos en “ristre”,  y los artilugios de rigor colgados en mi espalda, los fuertes y intrincados repechos de la zona encomendada, ¡por fin..! se pudo avistar lo que resultó ser una vieja hembra de rebeco entrada en años (14) al parecer ya perdida su capacidad de procreación, y, por tanto, nada que hacer por aquellos “andurriales,  portadora de una cuerna visiblemente en decadencia, al decir del guarda, que había  oteado  sus disminuidas dimensiones de cornamenta estimando como adecuadas para efectuarle una entrada. Salvadas unas peripecias para que no fuésemos detectados, conseguida  una distancia prudencial,  sin perder de vista el objetivo principal, y, una vez, efectuado el disparo con acierto, procedimos al cobro del animal,  con gran satisfacción de ambos intervinientes, de forma especial  para el guarda al que noté le había bajado la tensión reflejada en su rostro al comprobar a simple vista que el animal abatido se hallaba en razón de la estructura de su cuerna dentro de los limites señalados en el permiso para esta modalidad de caza. Había sido todo un ejercicio de portentosa precisión, algo que le honra y habla bien a las claras de la profesionalidad y conocimientos de este profesional. Respiró el celador y yo también.

Las cosas se habían hecho bien, si se ha de tener en cuenta que existe para todo el personal de guardería de las reservas leonesas,  la obligatoriedad de recoger muestras biológicas del animal abatido para su análisis, a la par que dejar constancia mediante fotografía de su carácter morfológico para su posterior envío al departamento oficial correspondiente, como prueba fidedigna de que efectivamente no se habían incumplido las normas.  Para más detalles, diré que la cabeza  de la hembra de rebeco abatida, tuve que dejarla, por imperativo legal, en custodia durante un tiempo indefinido en “manos” de la Consejería del Medio Ambiente de Castilla-León. Pasado un plazo prudencial me fue devuelto el conjunto de su cráneo a mi domicilio, una vez que el taxidermista hizo lo que se hace para estas cosas, sin costas a mi cargo, lo que supongo por cuenta de la Consejería, cuestión que es de agradecer. Pero además de esto, todas las piezas de las distintas especies abatidas en la reserva durante la jornada serían revisadas en profundidad” in situ” por una especie de agente especial o inspector encargado de certificar su aprobación, o exponer reparos  (que no fue esto último  nuestro caso) sobre el animal abatido. La rebeca, presentaba una longitud de separación en lo alto de las dos cuernas de cinco centímetros, lo que estaba dentro de los parámetros que rigen para estos casos especiales. Por esos me ratifico en decir que la vista del guarda había sido excelente. Mejor imposible.

Mantengo el criterio que la distintivo que representa la caza selectiva, reúne más inconvenientes que hacerse con un trofeo “medallable” en cualquiera de sus manifestaciones (oro, plata y bronce), especialmente si en la zona donde se actúe tiene una buena densidad y calidad. No hay que precisar tanto, salvo si se pretende un” laurel” relevante que obliga necesariamente a una búsqueda y rastreo en igualdad de condiciones a la selectiva que nos puede llevar varias jornadas si la suerte no acompaña. Un trofeo de tamaño medio, si quien rececha lo acepta, encontrará más facilidades; se localizan mejor y no hay que medir tanto. En el lance puede obtenerse cualquier tipo de puntuación, pues no estará penalizado, solamente el bolsillo a razón de los puntos obtenidos. Por eso creo que se hace más cómodo abatir un trofeo que uno de estos animales venidas a menos como era el caso. Para el guarda acompañante recechar selectivamente significa tener adosada una sobrecarga de responsabilidad, motivo de un exigente control disciplinario por parte de la superioridad, muy pendiente de que la normativa sea cumplida a rajatabla. En Las Reservas de León, en mi caso,  lo he podido comprobar en las escasas oportunidades que he tenido de cazar allí.

 

 

 

 

, 

 

 

 

Palabras claves , ,
publicado por eduardobros a las 05:09 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>,
<li>· Lista</li>
SOBRE MÍ
FOTO

Eduardo Bros Martínez



» Ver perfil

CALENDARIO
Ver mes anterior Agosto 2018 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031
BUSCADOR
Blog   Web
TÓPICOS
» General (399)
NUBE DE TAGS  [?]
SECCIONES
» Inicio
ENLACES
MÁS LEÍDOS
» 50 AÑOS DE HOMOLOGACION DE TROFEOS DE CAZA MAYOR EN ESPAÑA. (Formulas oficiales y metodologías de valoración)
» RECECHANDO VENADOS "ESCAPONES" EN PEÑA MAURIN-GRADO (ASTURIAS). ME QUEDE SIN OPCION.
» EXCELENTE TEMPORADA DE JABALIES EN EL COTO SOCIAL DE GRADO. (ASTURIAS)
» EL JABALI EN ASTURIAS ES EL PROBLEMA Y LA SOLUCION
» GALERIA DE IMAGENES
» JAVIER ORNIA: PASION POR LA CAZA
» CUADRILLA JABALINERA DE TOLINAS (GRADO-ASTURIAS)
» LOS CAZADORES ASTURIANOS EN CLARA DISCRIMINACIÓN
» Monteros de la Peña de Caza Tolinas, de Grado
» SOBRE EL NIVEL POBLACIONAL DEL CORZO EN ESPAÑA
SE COMENTA...
» CAZA SIN MUERTE. LO ABSURDO DE UNA PROPUESTA
2 Comentarios: Francisco, ruben
» EL FAPAS Y LOS CAZADORES
2 Comentarios: Enya, Enya
» GARANTIAS LEGALES SUFICIENTES A LOS CAZADORES PARA REGULAR AL LOBO
1 Comentario: martine
» RECECHANDO EN EL SUEVE GAMO MACHO TROFEO
1 Comentario: http://www.wp.de
» LA CAZA DE JABALIES SIN CUPO EN ASTURIAS-
1 Comentario: J.A SOL IGLESIAS
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad