Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
El Coto de Bros
Blog de Caza
01 de Diciembre, 2015    General

EL SABUESO-GRIFON SE DESPLOMO SOBRE MIS PIES.


CUADRILLA  CAZADORES TOLINAS-GRADO (ASTURIAS).

 Que un perro de rastro vaya perdiendo fuerzas, después de un  trabajo  extenso e intenso en una jornada de caza de máxima exigencia tras la estela  del jabalí, con predominio de un sofocante calor, y el añadido de la dificultad que entrañaba su recorrido la zona a montear, plagada de abundante y enraizada maleza que entorpecía el paso franco de estos animales,  es algo que entra dentro de una cierta lógica, especialmente si el can no ha sido lo suficientemente entrenado e instruido, que pueda soportar las condiciones de trabajo que se le esperan.

Trato de dejar constancia en este relato de lo vivido en una caceria a jabalíes en la  que participé, que tuvo como protagonista principal a un sabueso-grifón de pelo blanco, que posiblemente tuviese ascendentes en su linaje, en forma de cruce en alguna línea de procedencia,  que no le hiciese cumplir los requisitos de idoneidad en grado de pureza; esa impresión obtuve a primera vista al contemplarlo. Desconozco su valía, puesto que me era desconocido o quizás,  no había tenido en cuenta con anterioridad en otras jornadas de caza en los cuales hubiésemos podido coincidir. Me referiré al hecho acontecido.

Ubicado en el lugar encomendado por el jefe de cuadrilla (zona apropiada para un rifle de cerrojo como el calibre 270 que suelo llevar),  con la misión de guardar un posible paso de jabalíes que denotaba mucho tránsito, así me lo hacía concebir el uso fresco y abundante de unas bañeras en un pequeño descampado, linde con pista forestal y espeso monte.

Ocupado mi sitio con la ilusión de  siempre, esperanzado,  esperaba el momento de la suelta de los perros por los monteros y los primeros síntomas de que algo sucedería, puesto que las sensaciones previas, así nos la hacía concebir. Efectivamente no tardaron los monteros en comunicar la presencia de jabalíes.

Sonaban los primeros escarceos  de latidos, síntoma de buen augurio en el rastro, aumentando su frecuencia y tono. Las señales de los perros eran premonitorios de advertencia, cada vez se escuchaban más cercanos, cuestión que me hacía redoblar mi atención. En esas estaba. Mil veces miré por el visor con el objetivo de descubrir alguna anomalía, si la hubiese, que no fuese correcta la óptica previamente aplicada. Convencido de la firmeza del visor, seguí atento y expectante.

El ruido de algo que se aproximaba cada vez se hacía más latente. No había lugar a duda pensé para mis adentros,  era el caminar de una pieza que esperaba. Como siempre que me suceden estas cosas, después de tanto tiempo y experiencias vividas (la presencia del jabalí en huida, acosado por los perros se apodera de mí),  sin poder evitarlo, el corazón en un puño, las pulsaciones en aumento, en alerta… sin moverme y conteniendo la respiración.

Para mi pesar, nada sucedió de lo que esperaba ocurriese,  el bicho cambio su rumbo, prefiriendo la espesura del monte, el sabría porque, aunque lo intuyo, antes que aquel pequeño claro cargado de bañeras en donde podría ser objeto a su llegada de una recepción con “salva de honores” y posibilidades de hacerle  hincar la rodilla en tierra quedando mal parada su integridad física. Le sentí romper,  desviado el rumbo, no muy alejado de mi puesto, imposible de verle. A renglón seguido, un nutrido grupo de perros que le seguían,  plenos de poderío físico, encelados, le seguía el rastro por aquel mundo de vegetación imposible,  hasta los confines del coto.

La anécdota surgió una vez pasados los perros. Un sonido que presumí retardado, avanzaba hacia mí, veía moverse la maleza y creí en la posibilidad de que algún jabalí hubiese conseguido dar el esquinazo y puerta a sus perseguidores, rezagado, libre de incordios. Nuevamente con el alma en vilo, activé de nuevo el protocolo para estos casos. Fijé el arma allí donde esperaba la pieza, que dicho de paso avanzaba con lentitud, sin prisa, puesto que nadie la apuraba.

Pronto se disipó la duda. El sabueso-grifón que mencionaba, hacia su presencia a mi vista. Con paso cansino, diría de agotamiento; sin yo llamarle, venía extenuado y entregado a mi encuentro, dirigiéndome una mirada de aviso; significativa de agotadas las fuerzas; imposible de ir más allá. Con seguridad creí reconocer tales circunstancias en la expresión de su mirada y en una movilidad huérfana que denotaba derrotado cualquier atisbo de vigor.

 La jornada soportaba un calor excesivo e inusual para estas tierras norteñas tras la cordillera cantábrica (25º) para las fechas en que nos encontrábamos (Noviembre) y eso, el trabajo efectuado durante el día, pudo hacerle mella, pasándole factura a la capacidad de su resistencia. Reflejaba un estado de abatimiento, como no creo recordar. El caso es que el animal buscaba un refugio, algo que le permitiera descansar y recuperarse; le hice una seña para que viniera a mi lado.  No lo dudó, manso y despacio, vacilantes de patas, pudo llegar a mi vera y, con el largo de su cuerpo, procedió a recostarse  encima de mis botas. Así estuvo un rato con la boca abierta y jadeando, en que no le incordié.

Es verdad que este tipo de situaciones se dan con frecuencia en las múltiples monterías o batidas que se celebran. Hemos visto perros agotados y recuperarse para entrar de nuevo en el fragor de la batalla. Lo que resalto es la intencionalidad de acurrucarse a mi ladoLo insólito es que  haya venido a tumbarse encima de mis pies. Seguramente, no sea nada significativo, también pudiera ser que sí.   

Palabras claves , , , , , ,
publicado por eduardobros a las 05:26 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>,
<li>· Lista</li>
SOBRE MÍ
FOTO

Eduardo Bros Martínez



» Ver perfil

CALENDARIO
Ver mes anterior Agosto 2017 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031
BUSCADOR
Blog   Web
TÓPICOS
» General (365)
NUBE DE TAGS  [?]
SECCIONES
» Inicio
ENLACES
MÁS LEÍDOS
» 50 AÑOS DE HOMOLOGACION DE TROFEOS DE CAZA MAYOR EN ESPAÑA. (Formulas oficiales y metodologías de valoración)
» RECECHANDO VENADOS "ESCAPONES" EN PEÑA MAURIN-GRADO (ASTURIAS). ME QUEDE SIN OPCION.
» EXCELENTE TEMPORADA DE JABALIES EN EL COTO SOCIAL DE GRADO. (ASTURIAS)
» EL JABALI EN ASTURIAS ES EL PROBLEMA Y LA SOLUCION
» GALERIA DE IMAGENES
» JAVIER ORNIA: PASION POR LA CAZA
» CUADRILLA JABALINERA DE TOLINAS (GRADO-ASTURIAS)
» LOS CAZADORES ASTURIANOS EN CLARA DISCRIMINACIÓN
» Monteros de la Peña de Caza Tolinas, de Grado
» SOBRE EL NIVEL POBLACIONAL DEL CORZO EN ESPAÑA
SE COMENTA...
» CAZA SIN MUERTE. LO ABSURDO DE UNA PROPUESTA
1 Comentario: ruben
» LA CAZA DE JABALIES SIN CUPO EN ASTURIAS-
1 Comentario: J.A SOL IGLESIAS
» ODIO VISCERAL HACIA LOS CAZADORES
2 Comentarios: Juan Ángel, tit
» MENTIRAS CONTRA LOS CAZADORES EN TORNO AL LOBO
1 Comentario: anonadado
» ÉRAMOS POCOS Y AHORA ESTO..CAZA Y SENDERISMO
1 Comentario: leer mas
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad